Esther Fernández

Cuando me plantearon unas compañeras acudir a clases de Yoga, siempre tenía alguna excusa porque no creía que esta clase fuera para mí. Solía hacer clases más aeróbicas y no creía que encajara conmigo. Cuando un día ya no pude “inventar” más excusas decidí ir a una clase para poder argumentar. La primera clase de Yoga que fui en Arsenal para mí fue un autentico descubrimiento. Contra todas las ideas preconcebidas y erróneas que tenía me encantó y me aportó una tranquilidad y una relajación que hacía años que no conseguía. De esta forma llevo asistiendo a Yoga desde hace 6 meses todas las veces que puedo por semana. Las clases que hago con Elsa, me parecen espectaculares. Es una persona que sabe guiar de forma tranquila y paciente, corrige las posturas para que, poco a poco y en función de cada nivel, podamos ir mejorando y consiguiendo avanzar en las asanas. Además me ayuda a regular mi respiración lo que en el día a día también me ayuda mucho a combatir mi estrés laboral Además he de decir que la relajación con ella es un momento “mágico” sobre todos los viernes y como cierre de semana. Y si hay pocas alumnas siempre nos regala un poco de Reiki, que a mí me hace sentirme totalmente renovada y mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Aviso sobre las imágenes usadas en esta web

La mayoría de las imágenes utilizadas en esta web son recogidas de Internet. Si hay algún problema con derechos de autor, basta notificármelo y enseguida procedo a retirarlas. GraciasCERRAR

ACEPTAR
Aviso de cookies